Antonio Riego personal trainer

PERSONAL TRAINER ONLINE

BLOG DE ANTONIO RIEGO

TÉCNICA DE CARRERA

La técnica de carrera es individual y personal debido a las grandes diferencias que existen entre unos sujetos y otros (fuerza, coordinación, antropometría…). Por lo que la carrera de cada corredor será única y personal.

Pero antes de enfocarnos completamente en la carrera debemos de saber entender la diferencia entre andar y correr.
Entendemos por andar una sucesión de apoyos en la que siempre hay contacto con el suelo. Mientras en la carrera, hay una fase de suspensión entre un apoyo y otro, que la podríamos considerar una sucesión de saltos.

Para la fase de suspensión de la carrera, el atleta necesita superar las fuerzas de la gravedad y el rozamiento entre otras, de ahí la necesidad de recordar las Leyes de Newton. Las fuerzas que actúan sobre el cuerpo humano se pueden considerar concentradas sobre su centro de gravedad. La resultante de las fuerzas estará condicionada por las fuerzas verticales (fuerza de gravedad) y las fuerzas horizontales (tracción contra el suelo).

No debemos olvidar que la fuerza que se ejerza contra el suelo dependerá de la intensidad del impulso por el tiempo que actúa. Por lo que una frecuencia baja nos dará una velocidad igualmente baja. De ahí que resolver el problema de la relación frecuencia-amplitud de zancada no sea sencillo y que cuando los alumnos preguntan qué es mejor para correr deprisa, si hacerlo con pasitos cortos o con paso muy largos, la respuesta correcta sea decir que ninguno de ambos caminos da el resultado óptimo, siempre dependerá del sujeto.

Abordando ya en la técnica de carrera, no podemos olvidarnos de la zancada. La zancada es el ciclo completo que recorrer el pie desde que pierde contacto con el suelo hasta que vuelve a apoyarse en él. Para su estudio diferenciamos diferentes fases:

Impulso:

Se produce por la extensión del pie y la rodilla. Se presiona con el pie como si quisiéramos empujar hacia abajo el suelo, cuidando su extensión hasta terminar sobre la punta de los dedos.

Suspensión:

El pie sale del suelo elevándose por detrás, a la vez que se flexiona la pierna sobre el muslo en acción automática. El impulso avanza arriba-adelante debido a la acción de los flexores de la pierna sobre la pelvis. Al estar el cuerpo en el aire se produce una relajación muscular, por tanto, la zancada debe ser lo más larga y elástica posible.

Apoyo:

Casi en el instante de tomar contacto con el suelo, se anticipa levemente la caída del pie, para lograr una mayor proyección del cuerpo adelante y, a la vez, aumentar la tensión del pie para un trabajo más efectivo. Generalmente el pie toca el suelo por la parte externa del antepié. Es importante que el contacto con el suelo se produzca con el pie en línea recta. Fundamentalmente existen 3 tipos de apoyo: 1) Adelantado 2) Neutro 3) Retrasado.

Recepción:

En esta fase el pie y la pierna apoyados reciben el peso del cuerpo. La pierna llega al suelo levemente flexionada. El talón solo roza con el terreno, no llega a tocarlo.
La técnica de carrera al fin y al cabo es particular de cada persona, pero se marcan estas directrices para su estudio y mejora. De esta forma podemos saber si el rendimiento de nuestra técnica de carrera es el máximo o podemos mejorarlo. Es importantísimo saber cómo corre cada uno, no solo para la mejora sino también para evitar lesiones. Las lesiones pueden producirse por un mal apoyo, un movimiento inadecuado del tronco/brazos/pierna, una flexo-extensión errónea de la pierna, etc. Por ello cada deportista, no solo los atletas, deberían de cuidar su técnica de carrera para mejorar su rendimiento físico y evitar al máximo las lesiones.

En futuras entradas desglosaré aún más la técnica de carrera e iré informando sobre la misma y diferencias que pueden existir dependiendo del deporte que se practica.

Abrir el chat
1
Hola, soy Antonio
¿En qué puedo ayudarte?