Antonio Riego personal trainer

PERSONAL TRAINER ONLINE

BLOG DE ANTONIO RIEGO

ESTIRAMIENTOS PASIVOS-ENTRENAMIENTO DE LA ADM

Hoy continuamos con el entrenamiento de la ADM, pero esta vez nos enfocaremos en los estiramientos pasivos, que suelen ser más conocidos que los anteriormente explicados (estiramientos activos). Recuerdo que ya sabemos que es la ADM, cómo y cuándo se entrena, las metodologías que se pueden utilizar para su entrenamiento.

 Como bien indica la palabra “pasivo” son estiramientos en los que el propio deportista no necesita apenas esfuerzo para realizarlo. Son aquellos movimientos/gestos en los que con ayuda de un compañero/entrenador o de un material concreto realizamos una elongación del tejido muscular.

Por ejemplo, el deportista se coloca boca arriba (cubito supino), mientras el compañero/entrenador le sube una de las piernas buscando estirar la parte anterior del muslo (los isquiotibiales).

Después lo podemos dividir en 2 grandes grupos:

  • Stretching asistido: esta es la metodología más simple para entrenar la ADM a través de los estiramientos pasivos con la ayuda de un compañero/entrenador o de un material. Sería simplemente mantener la posición de elongación del grupo articular-muscular a trabajar durante un tiempo y repetir. Realizando cada ejercicio 2-3 series de 30-40 segundos de trabajo con 10segundos de descanso entre series (depende siempre del nivel del deportista), se conseguirían mejoras respecto a la ADM.
  • FNP: la gran característica de este tipo de trabajo es la relación entre la contracción y la relajación. Esta metodología supone la contracción del musculo isométricamente durante la posición de estiramiento (pasivo) durante entre 5-10 segundos (depende del nivel), relajar 2-3 segundos posteriormente a la contracción y elongar al máximo durante 30-60 segundos (dependiendo siempre del nivel del deportista). Esta metodología hay que realizarla con un control TOTAL y debe ser ejecutada por una persona capacitada y con conocimientos de preparación física para disminuir al máximo posibles problemas, ya que es un estímulo en el que el musculo se ve muy afectado y podría ocasionar posibles molestias/lesiones.

Ambas metodologías se suelen utilizar con el mismo objetivo, relajar y regenerar las zonas/grupos musculares más fatigados ya sea por la sesión que acabamos de realizar o por el trabajo “que se lleva en la mochila acumulado”. No aconsejo el uso de estas metodologías previas a entrenamientos o a competiciones ya que está demostrado científicamente que disminuye el rendimiento posterior ya que elonga y relaja la zona que después tiene que hacer el esfuerzo físico.

 Pues con esto finiquitamos esta entrada acerca de los estiramientos pasivos y ya poseéis una herramienta más para poder entrenar la ADM de vuestro cuerpo o de vuestros deportistas.

Deja tu comentario sobre el tema para mejorar lo expuesto o exponer tu opinión acerca de la entrada. Recuerda compartir esta información, como siempre digo, el conocimiento que no se comparte es conocimiento perdido.

Abrir el chat
1
Hola, soy Antonio
¿En qué puedo ayudarte?